Ahorrar

Dinero en tu empresa

Ahorrar Dinero

Ahorrar con la Tarjeta de Crédito

Ahorrar Gasolina

Ahorrar Electricidad

Ahorrar en el Hogar

Ahorrar en Alimentos

Ahorrar Gas

Ahorrar Agua

Ahorrar con el móvil /celular

Ahorrar el Aguinaldo

Ahorrar dólares

Ahorrar para el Retiro/jubilación

Ahorrar Universidad

Ahorrar seguro coche

Ahorrar Autobús

Ahorrar batería móvil

Ahorrar en la Boda

Ahorrar en Navidad

Ahorrar en Supermercados

Ahorrar en Pañales

Ahorrar en Peluquería

Ahorrar en Calefacción

Ahorrar Reciclando

Ahorrar en el verano

Ahorrar e Invertir

Ahorrar en salud

Ahorrar en viajes

Ahorrar en compras

Ahorrar en finanzas

Ahorrar en servicios públicos

Economizar y Ahorro

Controlar gastos personales

Enseñar a ahorrar a niños

Hábitos diarios para ahorrar

En las compras del mes

En la Cocina

En el Carro/Coche

SMS Gratis

BOLETOS DE LOTERIA DE CUALQUIER PAIS DEL MUNDO

Dinero ...

Ahorrar sin Dinero

Reglas de Oro para Ahorrar

Aprender a ahorrar

Hacer un presupuesto personal

Ahorrar si no te alcanza el dinero

 

LAS REGLAS DE ORO PARA AHORRAR - COMO AHORRAR Y ECONOMIZAR

Una buena inversión paga una tasa mayor a la inflación. Entre las metas de cada año, invariablemente aparece el ahorro. Y también, con mucha frecuencia, ese objetivo se diluye hasta olvidarse según transcurren las semanas.
 

Para que este año usted sí alcance sus metas financieras le presentamos a continuación una estrategia de ahorro en cinco pasos, que no es fácil pero sí efectiva si usted hace acopio de mucha disciplina y control en el manejo de su monedero.

El principal motivo por el cual muchas personas fracasan en sus repetidos intentos por ahorrar es que piensan que guardarán lo que sobre a fin de quincena, y la realidad es que no queda mucho, al contrario, a veces hasta piden prestado para acabar el mes.

Por tanto, es indispensable considerar el ahorro como parte del presupuesto mensual, así como lo es el pago de servicios.

“¡Imposible! ¿De dónde sacaré dinero para ahorrar?”, pensarán algunos. El recurso puede provenir de dos vías: ingresos extra por trabajar fines de semana, o de un recorte de los gastos actuales, que resulta más viable, por lo menos a corto plazo.

Para lograr un recorte de gastos, primero necesitamos saber a qué estamos destinando nuestros ingresos.

Llegó el momento de tener a mano lápiz, papel y goma; si es casado o casada, haga este ejercicio en pareja.

Enliste sus gastos y el monto correspondiente de renta, agua, luz, hipoteca, despensa, transporte, servicio doméstico, seguros, colegiaturas, tintorería, entretenimiento, cigarros, crédito automotriz, sin olvidar ningún concepto, incluso los cafés después de la comida.

Revise con detenimiento su lista, seguro se sorprenderá de lo que gasta en alguno de los rubros.

Sume todos sus gastos y compárelos con el monto total de ingresos. Si gasta más de lo que gana ¡cuidado! puede haber focos rojos en sus Finanzas Personales.

Ahora que conoce lo que gasta puede seleccionar qué rubro disminuir para que el dinero que logre recortar de sus gastos mensuales sea destinado al ahorro.

Reajuste sus gastos y haga un presupuesto mensual y empiece a aplicarlo de manera inmediata y lo más apegado posible a lo escrito en su lista, y si cuando lo aplique descubre que debe gastar más en ciertos aspectos, tome nota y registre los desembolsos imprevistos para que durante el segundo mes que aplique el plan pueda tomar en cuenta nuevas medidas y ajustes hasta que las cuentas cuadren y usted logre ahorrar 10% de sus ingresos, que es la cifra recomendable por los expertos.

- Visión de largo plazo Si después de sumar, restar y quebrarse la cabeza resulta que sólo puede guardar 100 pesos a la semana, es suficiente para reunir 5, 200 pesos al año o 26,000 pesos en cinco años, sin considerar el pago de intereses por invertir ese dinero.LAS REGLAS DE ORO PARA AHORRAR

Piense un poco en qué gasta usted esos 100 pesos. Mejor aún, haga cuentas y vea lo que podría ahorrar si los destina a la “alcancía” en vez de gastarlos hoy por pensar que “sólo son 100 pesos”.

Para tener éxito en el ahorro hay que pensar a mediano y largo plazo; no menos de 12 meses.

Pero más importante que el monto ahorrado al mes es la constancia. Si usted no puede guardar los 100 pesos del ejemplo sino 50, ¡felicidades!, inicie con esa cantidad y no desista.

- Con propósito Tener una meta definida es tierra fértil para la constancia, pues así podrá alcanzar el objetivo deseado: comprar un coche, salir de viaje, hacer una fiesta, adelantar pagos, comer en un buen restaurante, etcétera.

Es mejor iniciar con metas fijas y a corto plazo, es decir, entre tres y seis meses, para que los beneficios alcanzados refuercen el hábito de ahorrar.

Tras alcanzar algunos objetivos de corto alcance, intente elegir uno a mediano plazo, de uno, tres o cinco años, y posteriormente asuma el reto del largo plazo: comprar un terreno, dar el enganche de una casa, o bien, pagar un seguro de estudios para los hijos pequeños.

- Atrévase a invertir Ni el ahorro ni las inversiones son sólo para personas con millones de pesos en el bolsillo.

Una vez que consiguió reunir el ahorro de uno o dos años, según el monto, el siguiente paso es elegir dónde invertir ese dinero para que “se reproduzca”, quizá de manera lenta, pero constante.

Como los buenos vinos, el dinero necesita tiempo para madurar y dar frutos. Mentiríamos si le dijéramos que no necesita saber nada para invertir correctamente.

Como en cualquier otro terreno, mientras más informado esté, podrá elegir la mejor opción de acuerdo con sus necesidades.

Como regla general, una buena inversión es aquélla que le paga una tasa anual superior a la inflación, que es el incremento en los precios de los artículos a través del tiempo.

Por ejemplo, usted invierte 100 pesos. Con ese dinero hoy puede comprar de 5 a 8 kilos de huevo, dependiendo la marca.

Si después de un año retira su inversión, los 100 pesos más intereses, y con ese dinero en la bolsa va al mercado, pueden ocurrir tres cosas: ? El dinero no le alcanza para comprar 5 kilos de huevo.

- El dinero le alcanza para comprar los mismos 5 a 8 kilos de huevo. - El dinero le alcanza para comprar más de 8 kilos de huevo.

La primera opción es producto de una mala inversión: su dinero perdió poder adquisitivo.

El segundo escenario es bueno porque la inversión “aumentó” en la misma medida que la inflación, pero el mejor resultado es el tercero al conseguir que el dinero “creciera” más que la inflación.

Ésta es la meta de un buen inversionista. En el mercado existen opciones de ahorro e inversión para todos los bolsillos, desde cuentas que pueden iniciarse con 50 pesos, como las de Banco Nacional de Servicios Financieros (Bansefi), hasta aquéllas que piden montos mayores, pero ofrecen un mejor rendimiento, como los fondos de inversión o acciones.

No hay duda, si sigue estas cinco reglas, durante este año sí cumplirá su propósito de ahorrar e incrementar su patrimonio.

No deje para mañana lo que puede ahorrar hoy. Fuente

Compartir este articulo :

 

VER MAS SOBRE AHORRO Y ECONOMÍA AQUÍ

 

Home | Mapa del Sitio | Contacto y publicidad
© Copyright 2016.  Ahorrar y Economizar .com   All rights Reserved